Opinión Pólvora e Infiernitos

Pólvora e infiernitos

LUIS ERNESTO Y JUAN CARLOS MUÑOZ: ¿POR QUÉ NO PUDIERON SER ELLOS?

TOPARON CON PARED. ¿Qué fue lo que pasó en León para que los aspirantes que tenían ilusiones de ser candidatos a la alcaldía por el PAN en esta ciudad no lograran su cometido?

LAS RAZONES. Es cierto que nada se puede dar por hecho hasta que no veamos los nombres de la mujer que será candidata en León en la boleta electoral 2021 pero ya podemos tejer algunas hipótesis del porqué quienes, aspiraban, finalmente no pudieron ser considerados.

LOS FINALISTAS. En el imaginario radiopasillo leonés del partido que gobierna, en el momento final de las definiciones, 2 nombres sonaban fuertemente: el del secretario de Gobierno Luis Ernesto Ayala y el del presidente del Patronato de la Feria, Juan Carlos Muñoz Márquez.

BLASONES. Este último es un personaje que desde 2018 ya soñaba con la posibilidad se ser nominado en León. Proveniente del sector empresarial, cuenta con buen aprecio del gobernador Diego Sinhue y su salto de la curul federal para ser el presidente del Patronato de la Feria se leyó como un movimiento estratégico de la nomenclatura panista para habilitarlo como potencial suspirante.

VETO EMPRESARIAL. En 1996, Jorge Carlos Obregón Serrano tomó esa ruta (encabezar la Feria leonesa) antes de ganar la candidatura que precedió al triunfo en la elección. Y tan parecía un movimiento futurista que el entonces presidente del Consejo Coordinador Empresarial leonés, José Arturo Sánchez Castellanos, logró sacarle el compromiso de que no aspiraría a otro cargo, mientras fuera el presidente del Patronato.

DEFECTO. Lo cierto es que Muñoz Márquez no logró convencer con su perfil y su personalidad. Es un político de mecha corta que sucumbe a la polémica fácilmente y encima, su conexión con el gremio empresarial más allá de las cámaras, no es muy buena.

INSALVABLE. Y eso, sigue siendo muy valorado entre los factótums panistas. Y bueno, pese a que la edición 2021 de la Feria de León está confirmada, el curso que toma la pandemia, la ponen en entredicho y en lugar de ser trampolín, podría ser un socavón para el famoso “Castor”.

TERCER AIRE. Y respecto a Luis Ernesto Ayala, siempre fue la alternativa que para algunos en el PAN, representaba “ir a la segura”. Un político experimentado, con largo trecho recorrido en el partido y la administración pública. Sobrio en su personalidad, con muy buena sintonía en el ámbito empresarial y con sus claros y sus oscuros muy bien conocidos con propios y extraños.

EL PASADO. Pero las limitaciones de su equipo y el mensaje que hubiese enviado Diego Sinhue de recurrir a un político veterano para conservar la plaza leonesa quizá fueron factores a considerar.

NI HABLAR. No fue fácil decirle que no a Luis Ernesto que por lo demás, representaba el anquilosamiento del panismo en viejas recetas, una contradicción con la renovación de cuadros que dice impulsar Rodríguez Vallejo.

LA DEL ESTRIBO…

Desde el viernes por la mañana y de manera intermitente a lo largo del sábado, el dirigente estatal del PAN Román Cifuentes tuvo que dedicar buena parte de su agenda para sobar chipotes de los damnificados panistas en todo el estado por la decisión de las asignaciones de género en las candidaturas a alcaldes y diputados locales del jueves.

Con las nuevas reglas electorales, hay un primer filtro de decepcionados cuando desde 7 meses antes de la elección se conoce el género de quienes encabezarán las candidaturas.

Empieza entonces la cuenta regresiva para comenzar a contabilizar los tránsfugas panistas que, decepcionados de no tener una candidatura, escucharán ofertas y calibrarán riesgos para saber si vale la pena, renunciar y hacerle al despechado.

El saldo lo sabremos hasta marzo. Pero se está fraguando desde ahora.

RECORDAR ES VOLVER A GRILLAR

A 4 AÑOS DEL PAPELÓN DEL PRIMER DIPUTADO DE MORENA

Mucho le ha costado a Morena esa proclividad suya a abrir las puertas a verdaderos representantes del pueblo. La incompetencia de algunos de sus representantes populares que no están preparados para asumir el cargo y se ha convertido en un lastre para este partido.

Así ocurrió con David Landeros, el primer representante en el Congreso local que ganó Morena que se convirtió en una decepción para su partido y en el hazmerreír de la pasada legislatura

Hace exactamente 4 años, subió a la tribuna del Congreso para acusar sin pruebas de la existencia de aviadores (empleados que cobraban sin trabajar) en el poder legislativo. Y la reacción de sus adversarios políticos fue implacable.

“Si usted se quería referir a personas que cobran aquí sin trabajar es una responsabilidad administrativa, y lo pudo haber dicho así, y no llegar a tratar de conducirse con conocimientos básicos de aritmética, gramática y política que no dispone en este momento. Hemos construido y trabajado este año para conducirnos con transparencia y si usted piensa que el fuero le da para acusar a personas con nombre y apellido, es una pena”, le dijo Ector Jaime Ramírez Barba.

El entonces diputado de Morena desaprovechó la valiosa oportunidad de guardar silencio y dejar como si fuera un exceso, el anuncio que hizo en días anteriores de que daría a conocer con nombre y apellido, presuntos aviadores en el Congreso del Estado.

Landeros habló de un asesor del partido Verde y también citó a Claudia Estela González Angeles y a Ricardo Paz Gómez adscritos a Movimiento Ciudadano.

La coordinadora del Verde Beatriz Manrique presentó ahí mismo en tribuna al supuesto aviador. Los panistas se solidarizaron con MC y Verde. También lo hizo el priista Jorge de la Cruz. Todos, pusieron contra las cuerdas a Landeros que aguantó candela en su curul sin mayores argumentos para defenderse.

Fue el inicio del desplome hacia afuera y hacia adentro de Morena que terminó como diputado sin partido, neutralizado como opositor panista. La incompetencia de sus elegidos cobrando caro las ocurrencias de Morena.

LA IMAGEN DEL DIA

CICLOVIA EMERGENTE LEÓN: LA DECEPCIÓN

El alcalde de León Héctor López Santillana logró algo que parecía imposible con su inconsistente postura respecto a la ciclovía emergente en el bulevar López Mateos que ya no funcionará más.

Por un lado, darle la razón a quienes, desde que arrancó este proyecto criticaron la medida, calificándola como una ocurrencia y que en poco beneficiaría a la movilidad en Guanajuato y solo causaría un mayor caos vial en la principal arteria de la ciudad. “Ya ven, se los dije”, es su conclusión.

Pero al mismo, tiempo, la decepción es para quienes aplaudían la medida como una estrategia agresiva y disruptiva para promover la sustentabilidad del transporte y el uso de la bicicleta.

Y por si fuera poco, el gobierno de López Santillana hizo quedar mal al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo quien en septiembre, públicamente hizo un reconocimiento al alcalde leonés por la decisión y le pidió no aflojar ni dejarse presionar por quienes lo criticaban desde la comodidad de su automóvil.

Pues bien, el mandatario estatal tendrá que arrepentirse de ese discurso porque el edil leonés se doblegó ante las críticas.

Pero además, al estilo de la Chimoltrufia, ni siquiera para desechar el proyecto el gobierno leonés pudo darle consistencia y elegancia a la salida. El pasado 21 de octubre, funcionarios ofrecieron una rueda de prensa en la que intentaron promover la idea de que la ciclovía emergente se quedaba pero con algunos ajustes.

Estuvieron el director de Obra Pública, Carlos Cortés; la directora del IMPLAN Graciela Amaro y el administrador de servicios o City Manager, Arturo Durán.

Anunciaron que se contrataría un despacho para determinar aforos y ubicaciones de la ciclovía permanente. Hablaron de la posibilidad de que fuera sobre la banqueta o dejarla con menos espacio, sobre la vialidad.

Pero nunca dijeron que en unas semanas más se eliminaría. Es más, Arturo Durán dijo que la ciclovía emergente permanecería mientras no se adecuara la permanente. Ofrecieron números del incremento de viajes en bicicleta, datos de encuestas de satisfacción, solo para que a la vuelta de 2 semanas, en un boletín de prensa, anunciaran que terminaba la etapa de prueba de la ciclovía.

Fue el típico comunicado que la autoridad esconde el viernes por la tarde previo a un fin de semana para que el impacto adverso sea menor. La sensación que deja la forma en que se decide ponerle punto final es de poco tino y descoordinación, un defecto que se supone, evitaría el City Manager que aquí sirvió para 2 cosas. Los primeros sorprendidos fueron quienes cubrieron esa rueda de prensa. Nunca les avisaron que vendría eso.

Tantas cabezas en el gabinete para planear algo y que salgan con eso.

[antes_articulos_relacionados]

Artículos Relacionados

[despues_articulos_relacionados]