Opinión Rosa de los vientos

Rosa de los vientos

AMLO y DSRV por mayorías en Cámaras, federal y estatal

Así como en 2018 Guanajuato fue el único estado que representó un dique de contención a la ola populista de la 4T, en los próximos comicios este estado deberá ser fundamental para rescatar a México. Tenemos que enfocarnos a cuidar Guanajuato. Quiero pedirle al panismo guanajuatense que tengamos un triunfo al cien por ciento, que volvamos a demostrar de qué estamos hechos”. (Marko Cortés Mendoza, dirigente nacional del PAN, León, septiembre 2020)

El primer descarte de suspirantes de cuatro que vendrán -federal, local y planilla municipal-, con base al género, causó la impresión imprevista, aunque ya sabían que llegarían, pero no con las características con las se entregó y a apechugar: mujeres a las candidaturas del conservador Acción Nacional en los municipios más importantes en el estado, León e Irapuato. Un “golpe demoledor” en la Secretaría de Gobierno para el titular Luis Ernesto Ayala, ex alcalde de La Zapatera quien aceptó estar en el juego perverso de impedir el acceso de la mujer a la candidatura.

Este lunes inicia el tercer mes del proceso electoral que culminará con los comicios del próximo 6 de junio 2021 y casi todas las operaciones políticas partidarias, se encaminan hacia dos objetivos centrales: en lo federal, Morena quiere conservar la mayoría en la Cámara de Diputados y en Guanajuato, el PAN, defender la suya en el Congreso del Estado. La pretensión de las dos fuerzas políticas consiste en que ese “dominio” permitirá, al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, respectivamente, cubrir sus periodos con apoyo de las representaciones populares y recursos para sus proyectos.

Lo sucedido en las oficinas del Comité Directivo Estatal (CDE) del partido conservador PAN en la ciudad de León, revelación de la Propuesta de Paridad de Género para Ayuntamientos con el eslogan “Va por ti”, es la punta de la hebra de la madeja de decisiones que la nomenclatura blanquiazul estará tomando para no perder el dominio del Congreso Local que ha ostentado por años y le permite movilizarse para tener el poder estatal y municipales.

Aunque, a ciencia cierta, la definición de sus abanderados a las 46 presidencias municipales está en proceso, pues falta la aprobación del CEN y, sobre todo, los acuerdos para integrar el PRIAN Alianza por Guanajuato que deberá sustentarse en lo general. La fuerza del partido tricolor en las entidades con sus gobernadores es superior al panismo, y el paso final de las elecciones, será ganarle a Morena y al presidente López Obrador las presidenciales del 2024. Antes, la oposición deberá resistir los embates de partidarios del “rojo marrón” en el próximo año.

Lo fundamental vendrá con la designación de candidatas y candidatos a los 22 distritos locales, porque el gobernador Sinhue Rodríguez tiene cifradas sus esperanzas es esas posiciones para mantener a raya a la oposición con mayoría simple y aliados para una mayoría calificada a fin de superar las necesidades. Algún error o errores en la selección de abanderados traería los problemas serios para la administración estatal de extracción panista; significarían al mandatario tres largos años de remar a contracorriente; por ello quiere en el Congreso a su gente de confianza y de pastor del grupo a Román Cifuentes Negrete.

La alianza nacional será la clave para los panistas de Guanajuato, ya que su instituto político necesitará de aliados en lo general para tener presencia nacional y busca a los tricolores para la finalidad. Y lo que suceda entre las élites, se recreará en el territorio estatal; así, desde este proceso 2021, vendrá la definición del “escenario” para el 2024.

 El primer descarte de suspirantes de cuatro que vendrán -federal, local y planilla municipal-, con base al género, causó la impresión imprevista, aunque ya sabían que llegarían, pero no con las características con las se entregó y a apechugar: mujeres a las candidaturas del conservador Acción Nacional en los municipios más importantes en el estado, León e Irapuato. Un “golpe demoledor” en la Secretaría de Gobierno para el titular Luis Ernesto Ayala, ex alcalde de La Zapatera quien aceptó estar en el juego perverso de impedir el acceso de la mujer a la candidatura.

En la misma tesitura, jugar en contra del gobernador Rodríguez Vallejo y del presidente nacional albiazul, Marko Cortés Mendoza, se movió el subsecretario de Vinculación y Desarrollo Político, Alfonso Ruiz Chico, que buscaba la candidatura del PAN en La Fresera. El jefe Luis Ernesto quería por León y el subordinado Alfonso por Irapuato; las dos partes del equipo encargado de la política interna del estado de Diego Sinhue “entretenidos en grillas” partidarias en tanto el gobernador pasando las de Caín en muchos temas, dentro y fuera del territorio guanajuatense; amén de que el secretario y su subsecretario utilizaron el tiempo pagado para competir de forma ventajosa en contra de sus cofrades albiazules.

Juntos y bien acompañados

  La membresía conservadora tendrá que resistir estoicamente todas las jugadas en el tablero porque sus dirigentes, incluidos los gobernadores, coinciden en que la lucha centrada por las curules en primera instancia debe darse aliados a otros opositores al partido que ostenta el poder de la República, Morena. Por ello la estrategia consiste en que el panismo de Guanajuato realice acuerdos con partidos políticos en lo manifiesto y tratando las posiciones con otras fuerzas políticas desde lo latente.

Los 11 institutos políticos con licencia para competir en estas elecciones por la renovación de la cámara local y 46 ayuntamientos -incluso la obtención de 15 diputados federales-, están en la etapa de definición de alianzas formales entre quienes tienen derecho y los acuerdos correspondientes de quienes acaban de conseguir sus registros y están debutando. La razón de fondo, en menos de un mes, del próximo 5 de diciembre al 4 de enero del 2021, el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) recibirá las solicitudes de partidos políticos para registrar “convenios de coalición”. El PAN adelantó una mano con su descarte por género; vendrán luego el PRI y los demás.

Morena arrancará la competencia desde atrás, producto de sus “diferencias internas exhibidas” durante la selección de su presidente nacional, Mario Delgado, quien debutará en las elecciones frente al PAN más ganador del territorio mexicano. Para su partido-movimiento, como demostró en el 2018, la fuerza reside en su líder nacional, AMLO, huésped de Palacio Nacional, y la capacidad de desdoblarse a fin de potenciar su participación con rasgos sociales.

El trienio pasado los blanquiazules no necesitaron de aliados con más fuerza –con base al porcentaje de votos conseguidos-, confiaron en sus satélites del PRD y Movimiento Ciudadano, porque no tenían una competencia real; sin embargo para la elección 2021, Morena, primera minoría en Guanajuato, está en condiciones de “competirle” en todas las posiciones y podría -con una alianza “bien estructurada”- jaquearles los puestos más importantes, incluso la dichosa mayoría en el Congreso Local; se podría adelantar que los morenos tienen en la mira los 22 distritos locales y trabajan para atraer líderes sociales y militantes de otros partidos, porque además tienen el poder federal.

[antes_articulos_relacionados]

Artículos Relacionados

[despues_articulos_relacionados]